Tipos de piel para un lifting

Tipos de piel para un lifting

El tiempo pasa tan rápido que en un momento la tecnología ya no es la de antes. Actualmente, el proceso para hacerte un lifting ya no es un problema, ahora existe el lifting con hilos tensores en Sant Cugat, una técnica más rápida y sencilla. Eso sí, deberías tener en cuenta tu tipo de piel, y es por eso que hoy venimos a explicarte los diferentes tipos que existen: la piel normal, la seca, la grasa y la mixta.

La piel normal, también llamada eudérmica, es conocida por ser equilibrada: el sebo y la hidratación conviven a partes iguales. Los poros de esta piel suelen ser finos y tienen una buena circulación sanguínea. Su textura es suave y el color es un rosado claro. Además, raramente tiene impurezas. Tengas o no este tipo de piel, ya estás un paso más cerca de tu lifting con hilos tensores en Sant Cugat.

A partir de aquí, se rompen los equilibrios: la piel seca tiene menos sebo que la piel normal, lo que provoca un deterioro de la función de la barrera. Por lo general, la piel seca se percibe tirante, frágil, áspera y apagada.

Por otro lado, la piel grasa produce demasiado sebo, fenómeno conocido como seborrea. Esto puede ser producido por genética, desequilibrios hormonales, medicación, estrés o algunos cosméticos. La piel grasa se caracteriza por sus grandes poros, su brillantez y la no visibilidad de los vasos sanguíneos.

Por último, tenemos la piel mixta, que como su nombre indica, puede tener partes secas y otras grasas. Más concretamente, la piel grasa se encuentra en la zona T (frente, mentón y nariz), mientras que la piel normal e incluso seca se sitúa en las mejillas.

Desde Serena Clinic te esperamos en nuestra clínica y deseamos que esta información te haya resultado útil e interesante.

haz clic para copiar mailmail copiado