Es el tratamiento más eficaz que existe actualmente para eliminar las arrugas de expresión facial.  Consiste en infiltrar mediante una aguja fina, una pequeña cantidad de esta sustancia en la piel para suavizar las arrugas y prevenir la aparición de nuevas. Se recomienda realizar el tratamiento cada seis meses. El embarazo, lactancia y la administración de algunos fármacos contraindican el tratamiento.
Además, el Botox®  es capaz de tratar la hiperhidrosis o sudoración excesiva de forma eficaz y segura. La infiltración de esta sustancia en la piel consigue relajar la actividad de las glándulas sudoríparas, disminuyendo de este modo, la aparición del sudor en las zonas tratadas como las axilas, palmas de las manos, plantas de los pies y cuero cabelludo

Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
Antes de firmar/enviar tu solicitud, lee y acepta nuestra información básica sobre protección de datos, contenida en nuestra política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted